Micro-reseña a The Fountain, Darren Aronofsky (2006).

Imagen tomada de Internet, crédito a sus respectivos autores.

Solo para aclarar, esta no es una película de viajes en el tiempo, ni futuros alternativos. La burbuja flotante, el árbol de la vida, la conquista española, y la posible cura del cáncer no dejan de ser parte de una novela que Izzy escribe.

Conceptos que se manejan en el filme.

La burbuja flotante: no es objeto de tecnología futurista. Es un simbolismo que puede dar lugar a interpretar los deseos en los que se encierra Tommy, pero también es un lugar de refugio en el misterio de la muerte.

El árbol de la vida: es Izzy, es lo que simpre busca. Es la razón de vivir que tiene Tommy, es lo que Tommy anhela y deja morir lentamente hasta que cambia de decisión el final de la película.

La conquista española: es el ideal de Izzy en Tommy. Representa todo lo que Izzy quiere que sea su esposo. Es la conquista y la lucha en contra del cáncer plasmado en una batalla.

Posible cura del cáncer: representa la búsqueda desesperada del protagonista por poseer el alma de Izzy. (por si no quedó claro, no se trata de tecnología futurista que cura el cáncer, ni un futuro ciberpunk).

La vida y la muerte: maneja conceptos hinduistas como la rencarnación, la vida después de la muerte, y algunos conceptos taoístas como una conciencia universal que habita en todo. Pero lo que hace valioso a este filme, es que te muestra a la vida y la muerte como la misma cosa. Me explico, Cuándo Tommy vivía para buscar la cura del cáncer, estaba la cámara enfocándolo como si estuviera muriendo. Y cuando Tommy muere, le nacen flores de las entrañas.

La premisa va más allá de la búsqueda de la felicidad o como las personas desperdician su tiempo en la lucha imposible contra la muerte. Decir esto sería ignorar la cantidad de elementos metafóricos que se manejan, sería ser reduccionista y aceptar esto como un drama entre parejas. Pero, es una cuestión más allá de lo físico. No es una película “abstracta”, de hecho, se explica bastante y es difícil no comprender lo que sucede en los 96 minutos de duración. La iluminación, la paleta de colores y la música siguen esta premisa y la confirman, saturando o apagando el instante.

“El tiempo es carente de sentido, la vida y la muerte son causa y efecto en el infinito de una nebulosa moribunda”.

Nota: 8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s